Se reportan otros 1,003 casos del coronavirus en Los Ángeles

Autoridades del condado dijeron que la reapertura no significa que ya no hay peligro.

En el fin de semana en que los gimnasios, arenas sin audiencia y lugares recreativos al aire libre abrieron sus puertas, el condado de Los Ángeles, el más poblado de la nación, reportó 1,003 casos de personas infectadas y 17 personas muertas.

“Muchas personas han perdido a sus seres queridos y amigos por el COVID-19, y lo sentimos mucho. Ustedes están en nuestros pensamientos y oraciones”, dijo Barbara Ferrer, directora de salud del condado de Los Ángeles.

La directora subrayó que para tener una reapertura exitosa de los negocios en medio de la pandemia, es muy importante que todos –negocios y público-  participen y protejan la seguridad de los empleados, clientes y los residentes en general.

Agregó que siguiendo los protocolos de seguridad como el uso de las mascarillas, la constante higiene y la sana distancia ayudarán a mantenerse con más seguridad.

De acuerdo a información del condado, de las 2,907 personas que han perdido la vida por el COVID-19, el 93% de las víctimas sufrían de enfermedades adyacentes; una constante que se ha mantenido desde el inicio de la pandemia.

El pasado jueves el condado reportó un número récord de contagios en 24 horas, con 1,857 personas; no obstante, una tercera parte de ese número se le atribuye a un retraso de entrega de resultados de los laboratorios

No obstante, el viernes el condado volvió a reportar 1,633 casos de personas contagiadas, lo que llevo el número de contagiados en el condado sobre las 70 mil personas. Pero al igual que un día anterior, las autoridades dijeron que el número obedecía a un rezago de resultados entregados ese día.

Sin embargo, el número de contagios se mantuvo alto hasta el sábado cuando se reportaron 1,568 casos.

De seguir este promedio de contagios, las autoridades dijeron que les preocupaba el hecho que las camas disponibles en los departamentos de cuidados intensivos, simplemente se pudieran saturar en unas cuatro semanas.

Sin embargo, con esos números no muy positivos, las autoridades siguieron con el plan de reapertura de los gimnasios, arenas, campamentos, museos, hoteles y actividades recreativas.

Otro aspecto que también les preocupa a las autoridades es la participación de los angelinos en las marchas masivas que se han realizado desde el viernes 29 de mayo en Los Ángeles, incluyendo un gran número de gente que ha salido sin mucha precaución a las playas y algunos lugares públicos.

Ferrer subrayó que la apertura de los negocios no significa que el condado esta fuera de peligro con respecto a la pandemia, “Todavía estamos en medio del problema y hay mucho riesgo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<