Segundo cheque de estímulo: ¿Por qué la cifra de $1 billón es clave en la discusión?

Cuando se habla de un cuarto y último paquete de estímulo económico que incluya una nueva ronda de cheques a individuos y familias, la cifra de un $1 billón de dólares sería el punto de partida de la Administración de Donald Trump, a juzgar por recientes reportes sobre el tema.

Pagar ganar el apoyo necesario, la Casa Blanca debe convencer a los republicanos más conservadores que aún tienen reservas con el monto que se destinaría a los fines de garantizar nueva ayuda económica a estadounidenses; y en ese número, estaría la clave.
Un informe de Fox News este lunes, que se enfoca en el tema del rechazo por parte de algunos sectores legislativos a otorgar más incentivos económicos, indica que la mayor preocupación es la deuda que podría acarrear la medida.

El artículo detalla que en los primeros ocho meses de este año fiscal, el déficit de Estados Unidos alcanzó los $2.7 billones, según cifras de la Oficina de Presupuesto del Congreso divulgadas la semana pasada. La brecha entre lo que el Gobierno gasta y lo que colecta para el año fiscal 2020 se estima en $3.7 billones, un número récord. Antes la cifra más cercana en un año fiscal fue la de 2009 cuando se registró un déficit de $1.41 billones.

A estos estimados se suma el hecho de que ya son tres los paquetes de rescate económico aprobados en el Congreso de Estados Unidos. Bajo “CARES Act” todavía el Servicio de Rentas Internas (IRS) y el Departamento del Tesoro siguen distribuyendo, con algunos inconvenientes, cheques mínimos de $1,200 a los estadounidenses elegibles.

Así las cosas, con una inversión de $1 billón o menos la administración actual mantendría las finanzas gubernamentales balanceadas y tendría de su lado a los más conservadores del Partido.Al momento, se evalúa de cuánto sería la cantidad que recibirían los beneficiarios de la ayuda.

Las expresiones más recientes en esa línea fueron las de Larry Kudlow, asesor económico de la Casa Blanca, quien indicó la semana pasada que los cheques podrían ser de menos de $1,200, a pesar de que el presidente favorece una cifra más generosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<